Tiempo al tiempo

5.10.16

Sé que en el fondo, estoy escribiendo estas líneas para excusarme de no haber escrito absolutamente nada en el último mes y de haberlo hecho poco durante este año, pero es algo que necesito hacer.

Empecé con el blog una tarde temprana de primavera de hace poco más de un año, el 27 de marzo de 2015. Y aunque esa primera entrada dando la bienvenida fuese la cosa más cutre del mundo, empecé con este pequeño proyecto con mucha ilusión, con muchas ganas de compartir mi gran pasión: la lectura.

Los días iban pasando y yo seguía escribiendo, dando saltitos de alegría cada vez que alguien escribía un comentario o comenzaba a seguirme; dándome más ganas aún para seguir escribiendo y mejorando: que si esta reseña es demasiado escueta, que si tengo que cambiar el diseño... Me daba cuenta de mis errores y cada día escribía con más ilusión.

Un día llegamos a los 100 seguidores y me puse a saltar de alegría. Veía que todo el esfuerzo que ponía en forma de artículos era leído por la gente. Y no solo leído. Le gustaba. El blog cumplió un añito y ya eran 200 personas las que me leían. Ahora, que hace unas semanas ha cumplido un año y medio, la cifra alcanza los 330, algo inimaginable cuando empecé a escribir en este rinconcito de internet, un rinconcito que no es ni un grano de arena en medio del océno que representa la red.

Hace ya un año empecé Bachillerato, una época difícil para cualquier estudiante; pero seguí escribiendo asiduamente. Fue ya a finales de curso cuando me di cuenta que no podía seguir el ritmo del blog: si seguía publicando, tendría que hacer las entradas mucho más rápidas, y por eso bajar la calidad. Para mí era (y sigue siendo) una responsabilidad dar un contenido de calidad a mis lectores, y por eso bajé muchísimo el ritmo de publicación.

Ahora he empezado el segundo curso de Bachillerato, el último curso antes de entrar a la universidad. Sé que para mí va a ser un curso difícil ya que necesito mucha nota para poder entrar a la carrera que quiero. Ya llevo un mes sin escribir nada, y tengo la necesidad de deciros que esto va a continuar así por algún tiempo. No quiero decir que no voy a publicar nada durante todo el curso, no; sino que voy a escribir mucho menos y voy a hacerlo bien: es algo que me gusta y que no quiero dejar de lado.

El blog me ha dado muy buenos momentos, muy buenos amigos y muy buenas oportunidades. No es algo que quiero dejar atrás. Doy las gracias a todos aquellos que os pasáis por aquí, comentáis, me seguís... Sois los mejores.

Un día como hoy nació Denis Diderot...

2 comentarios:

  1. ¡Hola! te entiendo perfectamente porque estoy en la misma situación que tú. Yo prefiero publicar menos pero de mayor calidad y porque me apetece y no convertirlo en un obligación y que me robe mucho tiempo.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pingu,

    Yo también he estado desconectada del mundo de los blogs durante bastante tiempo y puedo decir que entiendo perfectamente lo que quieres decir. Aún así, cuando de tanto en tanto publiques alguna cosa, que sepas que vamos a estar por aquí para leerlo!

    Besos!

    ResponderEliminar

Santa Template by Mery's Notebook © 2014
Adventure Time - Penguin